Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Día del Libro’

Dentro de mi ceremonial particular del 23 de abril está ir a la librería. Una parte de mi biblioteca está formada por libros que se han ido sumando en esa fecha simbólica, no exenta de marketing, pero rendida a la cultura. Desde la gran ceremonia de las Letras que supone la entrega del premio Cervantes, a la lectura continuada de El Quijote se han ido sumando propuestas imaginativas y enriquecedoras, en una oferta abundante con el libro como protagonista.

Para quienes sacralizamos el libro hoy es, por tanto, un buen día. Oportuno para rebuscar entre la memoria y las estanterías ese título ideal, porque si hay libros que te salen al encuentro, también hay días que reclaman la compañía de algún viejo conocido. En la redacción estamos preguntando por el libro favorito, tanto a los de fuera como a los de dentro, y nos hemos llevado más sorpresas con la gente de casa. No es por presumir de compañeros, pero se ve dónde hay nivel.

Como casi todo el mundo, tengo muchos libros predilectos y una considerable nómina de autores de cabecera. A este 23 de abril mío le hubiera pegado cualquier nombre relacionado con el periodismo, pero me quedo con Gabriel García Márquez, y con un título especial. Y hermoso, como todos los suyos: Vivir para contarla. Son las memorias de su infancia y juventud, en las que relata sus primeros años de periodista, en aquellas redacciones que hoy apenas alcanzaríamos a imaginar, si no fuera por sus magistrales retratos. Entre mil anécdotas recomendables, cuenta García Márquez que en uno de aquellos periódicos de su Colombia juvenil, “El Espectador”, había un tablero en el que se proclamaban para vergüenza pública los errores de redacción, marcados en rojo. Lo llamaban el muro de la infamia y antes o después nadie se libraba de pasar por allí.

La anécdota viene a ilustrar la importancia que la corrección literaria tuvo en unos periódicos concebidos casi más como un medio de expresión artística que como un vehículo informativo. De aquel aprendizaje han salido escritores como el propio García Márquez, en mi modesta opinión uno de los más perfectos en lengua española. En definitiva, nunca el periodismo de calidad ha dejado de estar emparentado con la literatura, de la que le distancia la posibilidad de fabulación, mientras se confunden en el andamiaje esencial de la construcción del relato.

Podría añadir unas cuantas reflexiones personales sobre la contradictoria relación entre la superabundacia informativa y la evolución de la calidad, o sobre como cierto alejamiento y falta de contraste van conquistando el lugar legítimo que correspondía a las normas elementales de la información. Sin embargo, me parece que el periodismo, tan proclive a la crítica para consigo y con lo que se ponga por delante, está ahora más necesitado de aliento, que de disecciones analíticas. Abundan en cantidad y en un pesimismo tal, que casi se pueden resumir en el título del libro de memorias de García Márquez.

Mi ejemplar de "Vivir para contarla". La foto es cortesía de Rodrigo Macho.

Mi ejemplar de "Vivir para contarla". La foto es cortesía de Rodrigo Macho.

Mi otro libro de este 23 de abril también tiene firma periodística. Una amiga me ha regalado esta mañana “Esperadme en el cielo“, de Maruja Torres. Premio Nadal 2009 y obra de una periodista a la que he admirado desde antes de serlo yo.

Read Full Post »