Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘internet’

Dejé de escribir cartas cuando me las empezaron a contestar por teléfono, en los primeros años de la era móvil. Me resultaba familiar escribirlas, me aclaraba las ideas y los sentimientos. ¡Cuántas veces creí que no quería tanto a quienes me eran vitales y cuántas que adoraba a quienes entraban y salían sin dejarme apenas huella! Muchas veces el gesto de escribir me ha despertado el entendimiento racional, ese que se echa la siesta perezoso cuando de sentimientos se trata.

Puede que hiciera mucho que no escribía una carta. Ayer tuve que buscar papel con membrete, extraviado de tanto tiempo que no lo utilizaba. Es cierto que acostumbro a escribir a mano las felicitaciones navideñas, más porque entiendo que de otra manera pierden todo sentido, que por convicción sobre la fecha. Pero, fuera de eso, los carteos han pasado al formato electrónico que, como añoraba hace pocos días mi admirada Maruja Torres, en uno de esos artículos magistrales en los que se retrata (Aquellas lágrimas, en El País Semanal), dejan escapar tanto contexto que se quedan muy pobres.

No recuerdo cuando dejé de tener a mano el papel con membrete. Por eso ayer tuve que buscarlo un rato para escribir una carta. De esas que empiezan con un “querido amigo”, acaban con un abrazo, se meten en un sobre y se franquean antes de echarlas al buzón. Una carta de toda la vida a la que acompañaba la impresión de la anterior entrada de este blog. No me había fijado, pero un blog no está hecho para imprimirlo en unos folios, porque le pasa como al carteo electrónico, que sin su contexto natural pierde bastante sentido. Aún así, se lo envié al destinatario de la carta, protagonista a su vez del post en cuestión y nada afecto a la tecnología, en un intento de explicarle en qué consistía aquello y mientras cerraba el sobre pensaba en mi particular convergencia digital. En la fusión de esas dos realidades que conviven, cada vez más separadas.

Este Post Secret cumple hoy un año desde su alumbramiento. Se trataría de un hecho irrelevante, sino encerrara un acontecimiento personal. Durante estos meses, escribirlo me ha ensanchado horizontes, me ha enriquecido como periodista y me ha ayudado como persona; me ha permitido encauzar mis opiniones, expresarme y me ha ayudado a indagar lo que me bullía dentro. Y, lo dije hace poco pero me apetece repetirlo, me ha permitido dos placeres: la publicación inmediata y dejar cosas pendientes. Sé que lleva mucho tiempo inventado, pero no había experimentado la inmediatez, en el tiempo y en el espacio, que concede el formato digital. Después de muchos años de cerrar páginas, primeras y ediciones cada día, la sensación atrae, por placentera.

En un año he publicado 82 entradas, aunque ha habido más que han quedado en borrador; alguna, pocas, que ha acabado en la papelera, y más que no han llegado al teclado por falta de oportunidad o de tiempo. En este momento, sobreviven en la trastienda 90 post, bajo 31 categorías y etiquetados en 141 ideas. Si algo me gustaría cambiar es la frecuencia de publicación, para hacerla más continua.

Lo que sigue es el ránking de post más visitados, en el que de forma excepcional, autoenlazo dentro del blog. El primero está muy por encima del resto y también para mí ocupa un lugar particular. La explicación es que está enlazado en varias webs, como el foro de la página oficial de Antonio Vega.

1. Romance de Antonio Vega

2. Las guerras de Capa

3. Por el Camino

4. El equinoccio en San Juan de Ortega

5. Luna Yanel

6. Tercer movimiento

7. Tres deseos

8. Segunda generación

9. Buen ambiente

10. Benedetti y la causa de la alegría

Todo empezó el 13 de marzo de 2009 con “Redacción de papel“, que ocupa uno de los puestos de cola en visitas. Entre mis preferencias quiero destacar “Agua“, porque es uno de esos post que me permitió expresar algo que se me había quedado dentro y que no pude compartir. En mi ránking personal ocupa un lugar muy especial.

Primer post. Así empezó todo.

Quiero dar las gracias a los visitantes y, de forma especial, a quienes se animan a dejar su tarjeta de visita a través de los comentarios, porque con ello colaboran en dar vida a este espacio.

Anuncios

Read Full Post »

No me extraña que Zapatero prefiera irse a rezar a Washington en el desayuno de la oración que desayunarse con las primeras que le está ofreciendo la prensa. Son para cerrar el apetito, pero no sólo el suyo. La última semana ha sido un muestrario del desconcierto del gobierno en materia económica. Las noticias resultan cada día más inquietantes y generan una unanimidad periodística poco corriente, sin excesivas distinciones entre cabeceras que están a años luz en tendencias editoriales. Hay situaciones que no se prestan a la interpretación: el paro registrado superó en enero, por primera vez, los cuatro millones; la Bolsa se ha pegado uno de los mayores batacazos desde que empezó esta crisis; y la reforma de las pensiones, que cambiará las reglas del juego y retrasará dos años la edad de jubilación, han coincidido en la misma semana, en un escenario de inseguridades crecientes, que está llamando la atención de la prensa internacional.

En los análisis no se quita ojo a los diarios de referencia. Que sigan siéndolo supone una muestra de solvencia, frente a los diagnósticos interesados sobre la pérdida de relevancia del papel. Un artículo demoledor de Financial Times en el que se ataca a la falta de estrategia de la política económica en España, un rosario de editoriales críticos y primeras que caen como losas sobre el café del desayuno, confirman que la prensa escrita sigue formando opinión. También buena parte de la que fluye por internet.

Éstas son algunas de las primeras de los últimos días. A la de ‘El Periódico’ se le podría pedir un poco más de riesgo; ya que juega con dios, puede prescindir perfectamente del parece. La de ‘ABC’ emplea el recurso, reservado para ocasiones excepcionales, de cederla por completo al editorial. Con distintos grados, todas inciden en apuntar a la debilidad política ante la grave situación económica.

Read Full Post »

Ayer se despidió soitu.es, un medio digital o un periódico, como lo llamaríamos a la manera tradicional, que ha tenido una travesía de 22 meses y buena aceptación. Lo anunció por la mañana su director, Gumersindo de la Fuente, en un artículo, Hasta la vista y gracias, en el que explicaba las razones, que vienen a ser las habituales en estos casos, agravadas por una situación de crisis que está golpeando con fuerza en el sector de la comunicación. El respaldo económico se ha terminado y el medio no ha tenido tiempo de cuajar:

Los proyectos que nacen en sectores inmaduros y crecen en momentos de turbulencias necesitan paciencia para encontrar su sitio (…)

En unas declaraciones a elpais.com De la Fuente era más específico:

El problema es que la publicidad se ha derrumbado. Teníamos, pero a precios imposibles.

La historia le puede sonar familiar a bastantes empresarios y a muchos profesionales que en el último año se han visto expuestos a los rigores de una crisis cuyo alcance puede no conocerse todavía. Eso demuestra que un medio se parece a cualquier otra empresa, aunque a los periodistas nos guste rodearlo de mucho halo romántico y vocacional.

Soitu me ha parecido un medio modesto, bien resuelto. Fresco, periodístico, con contenidos propios, sin trucos y con la capacidad de reacción y riesgo que exige la inmediatez de internet. La apuesta por temas y tratamientos diferentes, con su análisis y cierto atrevimiento; las innovaciones tecnológicas como su selector de noticias, que incorporaba recomendaciones enlazadas de los mejores contenidos de la web, y una competente nómina de colaboradores, han estado entre sus aciertos. He sido fiel seguidora del blog del fotógrafo Gervasio Sánchez, Los desastres de la guerra, y de El Descodificador de Javier Pérez de Albéniz.

Y no he estado sola navegando por el website. Los datos de la OJD que ayer circulaban con la noticia del cierre le sitúan en el número 11 entre los medios de noticias generales, con más de un millón de usuarios únicos en septiembre. Por tanto, no habría fallado ni la audiencia ni el producto, sino más bien el modelo de negocio.

En plena crisis aguda de los medios tradicionales se recurre con mucha ligereza a un supuesto filón de internet, que se busca como un tesoro y no se acaba de encontrar. Los cálculos se basan en la paulatina pérdida de lectores de la prensa generalista en papel, frente al crecimiento de los seguidores de los medios digitales, pero quizás sea una simpleza deducir que con la audiencia se está trasladando también el negocio. Además, bajo el erróneo presupuesto de que internet es gratis y de que producir contenidos para la red sale barato. Los medios tradicionales tienen sus propios recursos de negocio, por muy en crisis que estén, mientras los nuevos aún están explorando como rentabilizar las visitas a sus páginas, aunque se cuenten por decenas de miles. Incluidas las ediciones digitales de los grandes periódicos, que viven más de sus hermanos de papel, que de ingresos propios. En la resolución de este laberinto reside en buena parte el futuro de los medios. Un futuro que cada día corre más prisa.

Portada de soitu.es

La noticia del cierre de soitu.es causó bastante conmoción en el mundo 2.0. En Twitter fue lo más comentado del día y en Facebook se abrió un grupo (Yo leo soitu.es) que antes de la medianoche rozaba los mil seguidores. Los medios (El Pais, Abc o Rtve, por ejemplo) se hicieron eco, con indisimulado cariño en la mayoría de los casos. Mara Torres (La 2 Noticias) les dedicó un post a su estilo y el despliegue de abc.es incluía un artículo muy elogioso de su subdirector, Manuel Erice.

Dentro del amargo trago que supone el cierre de un medio, que tanto se asemeja a un ser vivo, la redacción de soitu.es no ha querido hacer una tragedia y sus 23 trabajadores estarán hoy, el día después, en lo que ellos mismos han llamado la capilla ardiente. Lo anunciaron ayer: “Estamos en la calle Cochabamba, 11 de Madrid. Vente a darnos el pésame, aquí estamos de cuerpo presente. Eso sí, vivitos y coleando porque la energía no se destruye, se transforma”.

Read Full Post »

Coincidiendo con el Día del Libro se ha lanzado el proyecto La información al segundo (lainformacion.com) que en las últimas semanas había estado latente en  internet a través de una versión beta, accesible mediante invitación. Lo he seguido con curiosidad durante esta fase, igual que me han interesado los otros proyectos de la misma empresa, Dixi Media, que tiene en internet su ecosistema natural: el blog 233 grados y la Practicopedia.

Uno de sus padres es Mario Tascón, ex director general de Prisacom después de pasar por elmundo.es, a quien conocí este otoño en uno de los cursos de periodismo que la Universidad de Castilla-La Mancha imparte en el Centro de Estudios Universitarios, siempre bajo la batuta del profesor Tomás Fernández. Tascón no desvelaba todavía el nombre del proyecto pero lo vendía ya casi tan bien como lo hace con internet. En eso, me pareció un provocador hábil, del que discrepo en la trágica visión del futuro de los medios tradicionales. Está claro que hay un proceso de cambio abierto y de proporciones que aún no sabemos calcular, la cuestión sería en qué parte es atribuible al avance de las nuevas tecnologías de la comunicación y en cuánto a la crisis. La teoría de que el gratis total en internet barrerá con todos los medios informativos se asienta sobre un error de base: internet no sale gratis.

En cualquier caso, la red está funcionando como un semillero fértil de buenas iniciativas informativas. También de lo contrario, pero eso ocurre en todos los formatos. Mientras escribo, se acaba de conocer la peor noticia: España supera los cuatro millones de parados. Hay más de un millón de hogares en los que ninguno de sus miembros tiene trabajo. En la portada de soitu.es han colocado, de lado a lado, un contador estremecedor que salta al ritmo del crecimiento del paro: 4.011.246 parados y subiendo. Con una leyenda: “Hoy 9.000 personas están perdiendo su trabajo. No podemos hablar de otra cosa”. En detalles como éste,  sólo en apariencia banales, porque resultan ferozmente humanos, es en los que están perdiendo la partida los medios tradicionales, empeñados en trasladar a la red la misma la rigidez del papel, la pantalla o las ondas.

Los medios nativos de internet no tienen ese problema. Y eso se nota en lainformacion.com. El sitio resulta atractivo y potente y, como todo proyecto naciente que se precie, está por desarrollar. Parte de la apuesta se basa en la agregación de contenidos producidos por otros medios, lo que antes o después acabará generando la polémica que de un tiempo a esta parte ya se está viviendo en otros países con servicios como Google News. Aquí todavía no ha llegado, pero lo hará. Aquel viejo dicho de que lo que hay en España es de los españoles se ha instalado en la red, de forma que unos cuantos se gastan dinero en producir contenidos de calidad que luego se van replicando hasta el infinito. La verdad es que eso ocurre hasta entre los periódicos impresos, sin que nadie se sonroje: unos acuden a las fuentes, contrastan informaciones, siguen la noticia… y otros la ven y la copian. Pero esa es otra historia.

Vídeo de presentación de lainformacion.com

No dejen de entrar y ver. Y permanezcan atentos a sus pantallas, porque crecerá. Bienvenidos.

Read Full Post »

El 13 de marzo pasado empecé este blog. La idea me andaba rondando, pero no sabía por dónde empezar ni hacía dónde quería ir. Pensaba que me faltaban las habilidades técnicas para arrancar, aunque han resultado más básicas de lo que pensaba, y tenía dudas sobre si encontraría cosas que contar, porque cuando se trabaja en un periódico diario parece que se deja dicho todo cada día. Un mes después he publicado 13 entradas de contenidos bastante dispares y en esa heterogeneidad veo ahora resumida la aspiración que no sabía definir de partida. Y sobre todo, me he sentido a gusto.

Ya estoy en situación de ofrecer mis diez primeras razones para tener un blog:

  1. Porque es un reto, profesional y también personal.
  2. Porque me gustan los retos.
  3. Porque no tengo guión, ni red.
  4. Para confirmar que el bendito oficio del periodismo es un aprendizaje constante, un descubrimiento diario.
  5. Para constatar que hay muchas formas de ejercerlo y que se puede disfrutar de todas, porque todas son adictivas.
  6. Para conocer nuevos entornos, herramientas y habilidades que me eran ajenas.
  7. Para poder hablar de grandes temas de actualidad.
  8. Para practicar nanoperiodismo y compartir pequeños tesoros: sensaciones, recuerdos, afectos…
  9. Para descubrir que si un periódico es un estado de ánimo colectivo, una bitácora puede ser lo más parecido al desnudo integral.
  10. Para demostrar que no soy supersticiosa: empecé este blog un día 13 y me he parado a hacer repaso cuando llevo 13 entradas publicadas.

Read Full Post »

El presidente Zapatero acaba de demostrar con el cambio de Gobierno una proverbial capacidad para enfadar a la comunidad internauta. Ángeles González Sinde no había tenido tiempo el martes de tomar posesión y en la red ya se habían lanzado varias campañas en contra de su nombramiento como ministra de Cultura. Algunas se han reciclado porque se lanzaron para su predecesor en el cargo y todas resultan muy ilustrativas de las antipatías y recelos que despierta: apodos como la ministra Sindescargas, lemas como “Sinde pírate” o peticiones agresivas para no concederla “Ni un día de gracia” se extendían en cuestión de horas como la pólvora desde las redes sociales a los medios de comunicación.

Según los analistas políticos, el presidente ha buscado cariño en el mundo del cine. No sé si lo recibirá, pero de momento se ha encontrado con el rechazo de plano de otro mucho más amplio, el 2.0, quejoso de tener que pagar por unos servicios de banda ancha limitados y que se pretenden estrechar aún más. La postura fundamentalista de González Sinde contra las redes P2P y su militancia pro SGAE parecen apuntar en esa línea.

No me gusta la idea de convertir en ilegales las descargas y sí la de respetar el uso privado de cualquier obra, como hasta ahora. En cuanto a la SGAE, expresé mi opinión el día que llegué a un programa de la Cope y me encontré a un agente suyo sentado en el control apuntando todo lo que sonaba. Estaba muy reciente la aprobación del canon digital y, además de manifestar mi rechazo, pedí en antena que sólo pusieran música de “Pastores de Parrillas“, el grupo folclórico de mi pueblo. Por si les pagan.

El otro desacierto hacia la red lo ha hecho el nuevo ministro de Fomento, José Blanco. El mismo día que le nombraron ponía fin al blog que mantenía desde septiembre de 2006. Dice que es para renovarse. Ya veremos.

claqueta21

Read Full Post »