Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘José Francisco Rivas’

Crónicas de Silicon Valley (5)

Los plenos del Ayuntamiento de Talavera están compitiendo entre sí por el puesto número uno en el ránking del aburrimiento. Un jurado imparcial tendría difícil decidirse, pero tampoco estaría fácil designarlo. Se celebran una vez al mes y los únicos asistentes son los concejales, el alcalde, el secretario del Ayuntamiento y el interventor municipal, que son los imprescindibles, algunos periodistas y el público, que puede entrar libremente, pero que escasea.

Desde la llegada a la Alcaldía de José Francisco Rivas y hasta hace unos meses, los plenos se han estado celebrando a partir de las siete de la tarde del último jueves de cada mes, se decía que con la intención de facilitar la presencia ciudadana. La realidad es que a las siete de la tarde de antes y a las doce de la mañana de ahora, a un Pleno no suelen asistir más de media docena de pacientes espectadores y que no son muchos más los periodistas que siguen el desarrollo de la sesión.

De un mandato a otro, con cada nueva Corporación municipal los plenos cambian. Con la actual, falta contenido, los debates suelen repetirse con independencia del tema que esté en discusión y tanto los discursos como las conclusiones resultan cada día más previsibles. Eso explica que cada vez susciten menos interés, incluso entre algunos medios de comunicación, que se ahorran las dos horas de seguimiento en el Pleno.

En el periódico, los plenos se cubren desde que se abre la sesión, hasta que se cierra con las preguntas del público. Se hacía cuando eran a las siete de la tarde y nos alargaban el cierre, y se mantiene desde que se celebran por la mañana, que nos resulta mucho más cómodo. En ocasiones, la noticia se sitúa al margen de lo que se aprueba, que más o menos responde al guión conocido con antelación. Un debate que se crispa más de la cuenta, el acuerdo que se esperaba y no se produjo o una postura inesperada pueden convertirse en la noticia del día.

A veces no se llega a tanto y hay que conformarse con la anécdota. Ocurrió el día 28 de enero en el último Pleno. Hablaba el portavoz del Partido Popular, Gonzalo Lago, de asuntos varios como la Ley de Economía Sostenible, la de Dependencia y el ‘caso Ucota’, cuando hizo uso de un dicho que desató las risas de la prensa, porque parecía que se estuviera refiriendo a un tema muy diferente:

Prometen, prometen, hasta que se meten, y una vez que se han metido se olvidan de lo prometido.

Dejo aquí el audio, con risas incluidas.

Read Full Post »

Hace unos años se generó una de esas polémicas correosas a cuenta del destino de la colección Carranza. Se presentaba como la mayor colección privada de cerámica del mundo, aunque hace poco la veía reducida en una publicación a una de las mejores de Europa, y es  propiedad de Vicente Carranza, un coleccionista vocacional que tiene su propio museo en la fábrica familiar, Paz y Cía Cerámicas. Después de una exposición temporal en el claustro de La Colegial, como ‘Ciudad de la Cerámica’ Talavera aspiró a albergar la colección Carranza y llegado el momento, su Ayuntamiento aceptó con la deportividad que le caracteriza que se instalara en el Museo de Santa Cruz, en Toledo. Estaba ya José Francisco Rivas en la Alcaldía y dijo entonces que nada se podía hacer contra la voluntad del coleccionista.

Se adaptó ex profeso una zona del Museo, con el pertinente proyecto, se invitó a los Duques de Lugo a la inauguración y se editó en dos gruesos volúmenes de tapa dura “Lozas y azulejos de la Colección Carranza”, una suerte de catálogo de la exposición permanente que se acababa de inaugurar. La colección tiene de todo y tiene, por supuesto, ‘Talaveras’, pero es más amplia. El interés de exhibirla en Talavera residía, no obstante, en que suponía un complemento natural del Museo de Cerámica Ruiz de Luna, cuyos fondos -los que están expuestos y los que no- superan en variedad, calidad y criterio expositivo a la colección de Vicente Carranza. Por cuestión de criterio expositivo precisamente, en Talavera no fue acogido con entusiasmo que se encargara el proyecto de la ampliación del Ruiz de Luna a Alfonso Pleguezuelo, que había realizado el del Santa Cruz.

El acuerdo con el coleccionista, la adaptación del Museo de Santa Cruz y los dos volúmenes del catálogo fueron decididos y costeados por la Junta de Comunidades, que incluyó en el mismo paquete la exhibición de una parte de los fondos en Daimiel, localidad natal de Carranza. Molestó bastante en Talavera que se volcaran con tanto exceso, cuando tan poco se hacía por divulgar y apoyar la cerámica talaverana.

Esta semana, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, ha visitado a los ceramistas que, con Cerámica San Ginés al frente, trabajan en el mural más grande del mundo. Desde aquella polémica, allá por los inicios de la década, hasta ahora, han mejorado algo las cosas, pero no ha habido hacia la cerámica de Talavera un gesto de generosidad, como el que el gobierno regional tuvo entonces hacia una colección privada. Se agradece el cariño, sobre todo en épocas malas, y tampoco decepciona comprobar que la mayoría de las iniciativas siguen surgiendo de la sociedad civil, encabezada en estos casos por la Asociación de Amigos del Museo Ruiz de Luna. Quienes forman parte de la asociación, lo entienden como un ejercicio de ciudadanía.

A ellos no les ponen laureles. A Vicente Carranza le entregaban el sábado el título de Ciudadano Honorario de Toledo, otorgado por el Ayuntamiento de la ciudad en agradecimiento a que en 2001 decidió que se mostrara allí parte de su colección de cerámica. Un título bien ganado, sin duda.

Todos los medios han publicado las imágenes de Barreda dando unas pinceladas simbólicas en el mural más grande del mundo, pero estas dos son una primicia de este blog. Son las periodistas Blanca Bermejo (COPE) y Natalia Tejero (La Tribuna). Las tres quisimos dejar una pincelada y pudimos hacerlo por gentileza de Mariano Eugercios (San Ginés), con el asesoramiento de Marisa Esteban. Gracias.

Read Full Post »