Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Política’

“Se pidió la luna para conseguir la tierra”. La frase del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en el debate de las Cortes resume con cierta nostalgia el largo y estéril camino recorrido. Porque al final se ha conseguido la nada. El Parlamento regional ha hecho oficial la petición de la retirada del Estatuto de Autonomía, que ahora se trasladará al Congreso de los Diputados. El acta de defunción está firmada y sobran muchas razones para lamentarlo.

Castilla-La Mancha no se puede permitir el lujo de perder años y trenes, porque ya partía de muy atrás. El fracaso del Estatuto supone una gran desventaja, además de un golpe al orgullo. No comparto la lectura que hacía Barreda de que hayamos ganado la batalla de la dignidad. A lo peor, es lo más valioso que se ha quedado en la cuneta, porque en estos años y en especial en los últimos días se ha puesto de manifiesto la irrelevancia de Castilla-La Mancha, sin más derechos que el de servir de cisterna del Levante.

Casi treinta años de andadura autonómica bajo gobiernos del mismo partido, el PSOE, no han servido para cambiar esa proyección hacia el exterior, ni mucho menos para que el PP se tome en serio la propia existencia de la región y desde la calle Génova se reconozca la mayoría de edad a la organización en Castilla-La Mancha.

El PP de Madrid ha quitado y puesto candidatos en la región con una ligereza y unos cálculos hirientes, que han recibido réplicas tan duras como la que obtuvo Adolfo Suárez Illana, un aspirante a presidente fabricado para los carteles electorales, a costa de despachar a uno de sus políticos más capaces, Agustín Conde. La prueba más reciente la está padeciendo María Dolores de Cospedal, que el lunes tuvo que representar una insalvable papeleta en las Cortes regionales, de las que pasan factura.

Desde que el PP votó en contra de la reforma del Estatuto, su maquinaria de propaganda, tanto o más eficaz que la socialista, está rindiendo al máximo, pero aunque consiga su objetivo de llevar a Cospedal a la Presidencia de Castilla-La Mancha llegaría con el lastre de no haber defendido los intereses de la región en el seno de su partido, cuando desde la Secretaría General ocupaba una posición de privilegio para hacerlo. La enmienda que presentaron a última hora -para salvar la cara, no el Estatuto- era una caricatura. Si Cospedal lo ha intentado y ha perdido frente al presidente de Murcia, es mal asunto para la región, y peor todavía si ha dado por buenas las órdenes de Génova. Debería olvidar su obsesión por no herir sensibilidades, siempre a flor de piel, en Levante, desde donde tan frecuentes son las desconsideraciones hacia Castilla-La Mancha.

Cada día me parece más interesante la lectura de la prensa de Murcia, lo recomiendo. Así nos enteramos de que se considera un desperdicio que el Tajo lleve agua y más si va limpia. Y que se teme al presidente Barreda y a su advertencia de que la batalla no ha hecho más que empezar:

Plantearemos batalla río a río, cuenca a cuenca, plan a plan, trasvase a trasvase, reclamando lo que nos corresponde por la vía jurídica, por la acción política, con la movilización social y con un esfuerzo de explicación permanente. (Barreda en la intervención en las Cortes de Castilla-La Mancha, recogida en La Tribuna, 27 de abril de 2010)

Para contextualizar la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha con lo ocurrido en otras comunidades me parece una interesante aportación el artículo de David Martos ‘Borbollones’. Se ha publicado en periodismohumano, un medio digital, sin ánimo de lucro, que se ha lanzado hace muy poco. Lo dirige el premio Pulitzer Javier Bauluz, promotor del Manifiesto Periodismo y Derechos Humanos, al que corresponde el banner que figura en la barra lateral de este blog. Una forma diferente y muy recomendable de abordar la información, que incorporo a mi blogroll.

Read Full Post »

Artículo 98. Los ciudadanos de Castilla-La Mancha tienen
derecho a disfrutar del agua y del desarrollo económico
que procura este recurso natural y el deber de hacer un
uso responsable y sostenible del mismo.
(Del texto propuesto en la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha)

La frase la puso Gaspar Llamazares en su intervención en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, para simplificar la incertidumbre de última hora que rodeaba a la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha. Anticipó que acabaría en réquiem o en aleluya. Acabó en lo primero y la imagen posterior en Toledo, de los agentes sociales y de los representantes de las principales instituciones de la Región en torno al presidente Barreda, se parecía mucho a la de un duelo.

La tramitación más larga de una reforma de un estatuto de autonomía va a concluir en un hecho inédito hasta ahora, la retirada del texto por parte de las Cortes regionales, una vez que se ha demostrado la imposibilidad de conseguir su aprobación en el Congreso de los Diputados, donde se ha tramitado, como ley orgánica que es, y en cuyo Pleno no conseguiría la mayoría necesaria para salir adelante. Los dos grandes partidos con representación en la región, PSOE y PP, no han logrado mantener el acuerdo que sí se alcanzó en el Parlamento autonómico y, como se veía venir, los ‘populares’ han votado en contra de la reforma, muy matizada ya con respecto al texto original.

La causa del fracaso reside en el agua y el trasvase, pero sobre todo en la fortaleza política que han demostrado las comunidades de Levante,  frente a una región, Castilla-La Mancha, abandonada desde fuera y dividida por dentro. En el PP se ha reproducido el bucle eterno de la sumisión a Madrid, que en este caso ha pasado por Murcia, cuyo presidente, Ramón Luis Valcárcel, se llevó una corte de seguidores a ver la retransmisión del debate de la Comisión Constitucional, en un hotel y con pantallas gigantes incluidas, como si se tratara de la final de la Champions. El diputado por Toledo Arturo García-Tizón, ponente del PP en el citada comisión, defendía mientras tanto la eliminación del texto del Estatuto castellano-manchego de cualquier referencia que pueda molestar o crear fricción con otras regiones. No hace falta ser muy agudo para saber en quién estaba pensando. Mientras, el PSOE no tendrá que someter a sus diputados de Murcia y Valencia a la prueba de votar la reforma, aunque el líder socialista murciano andaba ayer felicitándose de la retirada del texto.

La atención y el debate se han centrado en el agua, pero el Estatuto de Autonomía que está condenado a no llegar a nacer va mucho más allá. Desde el mismo preámbulo, recoge el derecho de ciudadanía de los castellano-manchegos e intenta acabar con esa vieja brecha que se abría cuando la Constitución estableció la doble vía de desarrollo autonómico. Entonces a Castilla-La Mancha le tocó la vía lenta; ahora, se la puede condenar a la vía muerta.

Resulta muy aleccionador el repaso a las primeras del día de la prensa de Murcia y la Comunidad Valenciana de hoy. Sobre todo para quienes se preocupan tanto de no herir sensibilidades ajenas y se olvidan de que, a lo peor, están agrediendo a las propias.

Sobre el debate y las posiciones que en el mismo se han mantenido, hay muchas fuentes. Personalmente, recomiendo la crónica de Carolina Sánchez Rubio en La Tribuna, que explica con detalle el contenido de la enmienda de última hora que planteó el PP. Como curiosidad, dejo el enlace al argumentario que este partido empezó a repetir ayer dentro y fuera de la región y que seguramente vamos a escuchar mucho de ahora en adelante. Así justifica el PP su posición sobre el Estatuto: Argumentos populares


Read Full Post »

VIsita de alcaldes a potabilizadora de Navalcán

Estos son alcaldes y autoridades principales de la Campana de Oropesa, que se retrataron hace unos días con el delegado provincial de Ordenación del Territorio y Vivienda, Félix Ortega, en la visita que hicieron juntos a las obras de la nueva potabilizadora que mejorará la calidad del agua del embalse de Navalcán. A quienes conozcan la zona, les podrá parecer que la foto, distribuida por la Junta de Comunidades, está tomada en “El Golín”, que ha reverdecido con las lluvias recientes, pero en realidad debe tener como escenario los inciertos parajes de Silicon Valley.

En el mundo real sería difícil que los alcaldes de municipios que llevan sin agua potable desde que empezó el verano de 2009, se prestaran a inmortalizarse tan contentos, después de una de esas visitas organizadas para propaganda de inversiones que deberían estar ejecutadas hace décadas y a mayor gloria de la administración que las ejecuta. La mejor prueba de que esa obra debería estar hace tiempo, la dan los propios ayuntamientos que, con o sin el apoyo de otras instituciones, vienen asumiendo el coste y el reparto de las garrafas con el que se suple la falta de agua corriente potable.

Por la incoherencia de fondo del asunto, parece probable que la foto se haya tomado en el Valle de la Silicona, donde los políticos que han sido elegidos para representar a sus ciudadanos pueden poner cara de satisfacción anticipada, en lugar del gesto de disgusto correspondiente a la situación que vienen padeciendo. Lo que en cambio pertenece a la dimensión de la realidad pura y dura es el reparto de garrafas de agua o los camiones cisterna, y el plazo que se da a la finalización de la obra que garantizará agua potable a la Campana de Oropesa: el verano de 2010.

Mientras tanto, a los 15.000 vecinos afectados por todo lo largo y ancho de la Campana de Oropesa, les queda confiar en que sus municipios hagan la transición al siglo XX y en que el otoño venga lluvioso, para que puedan recuperar la captación de agua del Tiétar, que perdieron hace cuatro meses por la sequía del río. Entonces empezará a quedarles más cerca el siglo XXI.

Read Full Post »

El expolio

La convicción de que en los cálculos de futuro de quienes toman las decisiones estratégicas figuran las tierras de Talavera como despoblados, me viene de atrás y se me reafirma con el paso del tiempo. Hablo de La Jara y La Sierra de San Vicente, pero también de la Campana de Oropesa y de esas otras tierras que se alargan más allá de las fronteras administrativas de la provincia, pero que están dentro de su ámbito de influencia y de su identidad.

No encuentro otras explicaciones a la política que se ha seguido con esta zona y que se asemeja mucho a una liquidación por cierre. La era de la descentralización ha traído más abandono, ahora desde más cerca, y con ello más despoblamiento. Mi impresión es que en el mapa de futuro, esta zona será una de esas calvas que le van saliendo a la España de interior, como ya lo son parte de las provincias de Guadalajara y Cuenca. Por eso, y también porque les hemos salido tan mansos como esperaban, se ha llegado a la funesta conclusión de que aquí no se necesitan recursos vitales como el agua. De hecho, en la Campana hay quince mil almas que hace varios meses dejaron de tener agua potable y, a ratos, hasta agua corriente, porque la que les queda cerca se parece a la de cualquiera de los cauces que, debiendo regarlas, pasan de largo por estas tierras: o ha dejado de pasar o es inmunda.

Que en estas circunstancias haya que asistir a la enésima amenaza sobre un trasvase del Tajo medio, clama al cielo más que de costumbre. También porque esta vez la amenaza no va de farol; si la Junta de Extremadura se va a gastar 450.000 euros en estudiar un trasvase del Tajo medio al Levante y otra derivación interna, caben pocas posibilidades de que vaya a darse a sí misma la respuesta de ocasiones precedentes: no es viable. Que no es sostenible ni lógico, no hace falta que lo diga ningún estudio multimillonario. Una mirada basta. Pero los razonamientos políticos van por otros derroteros y esos los explicaba muy bien, hace unos meses, María Soledad Gallego Bernard en un artículo publicado en Hoy, “¿De quién es el Tajo?”, que conviene refrescar y del que me quedo, sobre todo, con la valía de la conclusión:

En lugares de poca población, es vital la información y el apoyo externo, para contrarrestar la fuerza y las presiones económicas y políticas de los usuarios de otras regiones dispuestos a llevarse como sea el agua de otras zonas, cueste lo que cueste al resto de la sociedad […] (Diario Hoy, 14 de marzo de 2009)

La Junta extemeña está comandada por el PSOE, al igual que el Gobierno central, que no parece que vaya a poner muchos reparos a esta iniciativa. Del otro lado, del PP, se han atrincherado en el discurso de que lo mejor era su Plan Hidrológico Nacional que derogó Zapatero nada más llegar a La Moncloa. Cada vez que lo dicen, habría que recordar que ese era el Plan que contemplaba la presa de Monteagudo, en el mismo Tajo medio, pero reventando un pulmón de las tierras talaveranas.

Unas tierras que no parecen contar para nadie que no se acerque con intenciones buitreras, ni para nada que no sea expoliar, a la vista de los planes varios que se han pensado sobre su territorio, a cual más dañino. Consentir el expolio del agua equivale a firmar el acta de defunción de la zona hasta ahora menos amenazada de la comarca, la Campana de Oropesa, y, es probable, que también de la más castigada, La Jara. Esto no es una refriega entre partidos, ni una lucha de poderíos autonómicos. Esto es una cuestión esencial, de supervivencia pura y dura.

El activismo de los columnistas de La Tribuna en la defensa de lo nuestro está sobradamente acreditado. Además, aportan información valiosa:

Miguel Ángel Sánchez: Empieza el baile. Es muy recomendable una visita a su blog, que, como su columna semanal, se llama Querencias

Ángel Monterrubio: Algo habrá que hacer

Read Full Post »

Las resacas de un día son el mal recuerdo de una ocasión que se hubiera merecido otro mejor. Si duran una semana, se deben convertir en una pesadilla. La resaca del Debate sobre el Estado de la Ciudad tiene eco y una semana después el ruido ha acabado llegando hasta Silicon Valley, por donde retumba el sonido amplificado de  una tecla de ordenador. Se oyen también las confusas explicaciones del portavoz del Gobierno municipal, Tirso Lumbreras, asumiendo la responsabilidad que conlleva haber apretado esa tecla. Porque en el mundo paralelo de Silicon Valley no importa que se pulse la opción de imprimir en el menú de un programa de ordenador; el programa, el ordenador o la impresora, vaya usted a saber, puede decidir luego qué imprime y qué se guarda.

En este caso se encargó de marchitar la florecilla de un Debate histórico, una resolución en la que el Ayuntamiento pedía que el AVE se haga bien y pronto, sin más retrasos del Ministerio de Fomento ni más sufrimientos para los talaveranos. Ha sido la resolución que nunca llegó a nacer, mientras se debe estar buscando a los posibles culpables, entre los circuitos que van desde el teclado a la bandeja de papel de la impresora. No se conoce que la investigación haya dado frutos, por el momento.

Antes en los periódicos se recurría a unos personajes muy socorridos: los duendes de imprenta. Igual se les invocaba para justificar la errata más imperdonable, que para no tener que admitir la falta de ortografía más escandalosa. No era raro que al día siguiente de una metedura de pata, el bochorno se salvara con una disculpa escueta que cargaba el mochuelo a los duendecillos. Total, seguro que nadie les iba a preguntar su versión. En sus inexistentes espaldas, los duendes han cargado pesos inmensos, de tal forma que cuando alguna vez el fallo se correspondía con una causa azarosa que de verdad carecía de explicación lógica, el recurso a estos personajillos sonaba tan increíble como siempre.

No me cabe duda de que en el Valle de la Silicona los duendes de imprenta se pueden sentir en casa y de que fuera de allí no tienen nada que hacer, salvo que les contrate el Ayuntamiento de Talavera. Le vendría bien contar para estos casos con una excusa perfecta que no conceda margen a la duda, porque es como los Misterios: cuestión de fe.

Del caso del Debate sobre el Estado de la Ciudad, del papel que no se imprimió, de la resolución del AVE que nunca se llegó a presentar, de cómo ninguno de los 25 concejales lo echó en falta aunque se refería al asunto de más trascendencia para la ciudad y que más han discutido los dos grupos políticos, y de las explicaciones que se han dado después, con demora y con propina, puede salir el guión del nuevo éxito televisivo planetario. El título está cantado: “Lost in the printer”.

Read Full Post »

Los síntomas empiezan a ser agudos: el verano se acaba. Cuando se vuelve la hoja de agosto del calendario, comienza eso que entendemos por normalidad y que a menudo resulta tan rara.

Normalidad es, por ejemplo, volver a Silicon Valley. Después de un tiempo de obligada instalación en la realidad, sienta bien. Esta es mi segunda Crónica de Silicon Valley y la protagoniza su legítimo inspirador: Gonzalo Lago. Las propuestas del portavoz y presidente del Partido Popular en Talavera para la programación de las ferias están siendo muy comentadas. Ahí va la lista acompañada de los argumentos que ha ofrecido: la cantante colombiana Shakira (para promocionar a los intérpretes españoles), Coldplay (porque su cantante, Chris Martin, está casado con Gwyneth Paltrow, la internacional hija adoptiva de Talavera); Fito y Fitipaldis (porque el público les reclama; no sé si tendrá algo que ver que hoy mismo lance su nuevo y esperado disco); los madrileños Pereza (porque son toledanos, dice, y apenas han iniciado el lanzamiento de su gran “Aviones”); y también Julio Iglesias, Joan Manuel Serrat o El Sueño de Morfeo.

En la dimensión surrealista de Silicon Valley (el Valle de la Silicona, en traducción de Lago) puede haber cantantes españolas de Colombia y toledanos de Madrid, y actuaciones en abierto de grupos tan cotizados como Coldplay, que en Barcelona ha agotado este verano 63.500 entradas que no eran precisamente a precio de ganga. Hablando de dinero, en aquella dimensión se podría pagar el caché del grupo de Chris Martin, porque no andaría muy lejos del de Los Chichos. Como mucho, sería cosa de ajustar el número de actuaciones: “Preferimos tres muy buenas a 10 que no lo son tanto“, dice el proponente.

Estaría dispuesta a que se quedara sólo en una, a condición de que fuera Bruce Springsteen. De momento os dejo con Coldplay en Youtube, a falta de directo. Nos vemos en las Ferias o por Silicon Valley.


Read Full Post »

Me gustó la intervención de Emiliano García-Page, alcalde de Toledo, en el acto institucional del Día de Castilla-La Mancha. Me convenció su militancia en defensa del Tajo, aprovechando uno de los mejores altavoces que se le podían brindar. Es lo que tiene que hacer un alcalde. El otro día, José Francisco Rivas, alcalde de Talavera, no supo hacer lo mismo con el Foro Cope, de ámbito regional y ante un significativo auditorio. Se perdió en una clase magistral sobre municipalismo y financiación, muy en su papel de presidente regional de la FEMP y dejando sólo alguna anotación para su posición de alcalde nuestro que es.  Me pareció que la concurrencia se aburría, pero a lo mejor es una percepción personal, y que en el tiempo de preguntas le echaron varios capotes. Lo digo porque a su amplia intervención como presidente de la FEMP, le correspondieron con una extensa batería de preguntas dirigidas al alcalde de Talavera.

Volviendo al Día de la Región, Barreda estuvo bien cuando se guardó los papeles e intervino a pelo. Lo mejor que pudo hacer, además de hablar de la crisis con humildad. Aunque carezco de interés por el fútbol, me llegó la jugada de Andrés Iniesta haciendo gala de sencillez, orgulloso de su origen -de Fuentealbilla (Albacete)- y valorando la Medalla de Oro que acababa de recibir tanto como los títulos deportivos que ha ganado esta temporada con su super equipo, el Barça. El discurso, con mayúsculas, lo ofreció otra Medalla de Oro, Manuela Cabero, presidenta de Cruz Roja en Castilla-La Mancha, que intervino en representación de todos los premiados. Comprometido, solidario y reivindicativo. Sólo con escucharla quedaban claras las razones de la distinción.

Read Full Post »

Older Posts »