Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘río Tiétar’

Hacía mucho que no pasaba por Monteagudo. El paisaje, el aire, el cielo eran los mismos de siempre, pero se echa en falta el río. Allí es donde el Tiétar marca la raya entre Toledo y Ávila, entre Castilla-La Mancha y Castilla y León. Entre el olvido y la realidad. Una frontera para lugares que vienen a ser todos esquinas de otras partes, retales que quizás nadie se entretuvo en disputar. De camino, en el horizonte, la estampa de El Berrocal angustia. La mancha de la seca crece, como se extienden a los costados las dehesas, el mayor capital de las inmensidades del antiguo Señorío de Oropesa. En ese paisaje extraño de encinares que parecen liofilizados, se encierra la metáfora de esta tierra que se va quedando en el filo; en el de Monteagudo, en cambio, se expresa su esplendor.

Desde Candeleda se llega por una carretera bien acondicionada; desde Oropesa, por una cosida a parches, que se añadieron sobre otros ya antiguos, sin arcenes ni quitamiedos. En la raya de Monteagudo, los carteles verdes a ambos lados del puente anuncian que donde el asfalto brilla como el betún entras en Castilla  y León, y que el territorio de Castilla-La Mancha empieza donde la carretera se convierte en calvas de alquitrán carcomido. Por esa carretera se va y vuelve a la autovía, y de allí a Talavera: a comprar. O se deja de bajar y de comprar, y entonces la metáfora deja de ser una figura literaria para convertirse en una reproducción literal.

En la raya de Monteagudo, como en tantas fronteras, se roza la realidad que debería ser, pero que se queda anclada en el olvido de lo que no se alcanza.

El río Tiétar en Monteagudo, frontera entre Toledo y Ávila.Así de miserable baja el Tiétar; no hace mucho iba seco. Me contaba un paisano que en este otoño raro han caído 80 litros, agua bendita para estas tierras. La foto, tan luminosa como el lugar que refleja, es de un amigo, Jose Peña.También es un gran profesional, pero lo primero, es lo primero.

Read Full Post »