Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Twitter’

A partir de la primera guerra del Golfo, nos hemos ido acostumbrando tanto al seguimiento en directo los acontecimientos importantes, que el terremoto de Haití ha añadido la angustia de la falta de información sobre la desproporción de la tragedia humana. Seguí las noticias que iban cayendo desde primera hora de la madrugada del martes, más por la red de microblogging Twitter, que por los medios convencionales. Un síntoma no sé si alentador o preocupante, de la enorme vitalidad de las redes o de la falta de habilidad de los medios a la hora de desenvolverse en las mismas. Y una consecuencia de las dificultades que en este tipo de ocasiones han de sortear los periodistas, bloqueados en las fronteras por las que también tiene que pasar la ayuda humanitaria.

Esta tragedia, tan difícil de abarcar, nos ha recordado que en el mundo hay países, casi continentes enteros, que no alcanzan a vivir en la precariedad, porque están enterrados en la miseria. Antes de esta devastación, Haití ya era el país más pobre de América.

No existe ningún designio divino para que los desastres naturales se ceben con los más pobres. Ocurre que los que malviven bajo el techo liviano de chabolas sin cimientos son más débiles y que su pobreza no les permite elegir si quieren seguir viviendo en un lugar del mundo que en 2008 fue sacudido por cuatro huracanes, sin que para entonces hubiera conseguido recuperarse de los destrozos de los de años anteriores. Estremece saber que la esperanza de vida de los haitianos es de 52 años, que el 55  por ciento de la población no está alfabetizada, que su renta per cápita es de 386 euros y que la tasa de paro alcanza al 65 por ciento. Por temor a la naturaleza, se puede elegir hacer la mudanza desde Los Ángeles, pero no desde Puerto Príncipe.

La solidaridad y la ayuda humanitaria resultan imprescindibles en este momento trágico, pero Haití, como tantos lugares del mundo, necesita justicia. En la raíz de la catástrofe que acaba de suceder, la desigualdad cuenta tanto como los movimientos sísmicos.

Por primera vez, he seguido una noticia en tiempo real a través de un blog. El de una periodista española que trabaja en Washington, Cristina Pereda. En las sucesivas actualizaciones de One way or another me he adelantado a la mayoría de las informaciones, he obtenido enlaces y he podido acceder a las primeras noticias, la mayoría de medios norteamericanos. Así comenzaba el trabajo de Cristina Pereda:

El martes por la tarde (a las 5, hora local) un terremoto de 7.0 en la escala Richter sacudió la capital de Haití, Puerto Príncipe. Associated Press fue la primera en citar el derrumbamiento de un hospital. Después llegaban referencias al Palacio Presidencial, parcialmente derruido con su presidente, quien ha sobrevivido, dentro. Hacer una llamada telefónica a Haití un día cualquiera es una lotería. Puede funcionar, o no. También falta agua y electricidad en un país en el que la poca estabilidad la han inspirado edificios como su palacio que con tanto cariño llaman su “Casa Blanca”. Hoy está derruido. A continuación iré agregando las últimas noticias, datos, mensajes… que llegan de Haití. (En hora local)

Entre los medios españoles, me parece soberbio el  seguimiento y la forma de plantearlo de uno de mis sitios de información favoritos, rtve.es: La tierra tiembla en Haití.

Son multitud las organizaciones con las que se puede colaborar ingresando dinero. Entre éstas se encuentran la Fundación Castellano-Manchega de Cooperación. Las donaciones se pueden realizar en cualquier oficina de Caja Castilla La Mancha en la cuenta nº 2105 0135 97 1290011222 y a través de la web de la Fundación: www.fcmc.es. Las aportaciones servirán para contribuir a la reconstrucción de Haití.

Read Full Post »