Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Estatuto de Autonomía’

“Se pidió la luna para conseguir la tierra”. La frase del presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, en el debate de las Cortes resume con cierta nostalgia el largo y estéril camino recorrido. Porque al final se ha conseguido la nada. El Parlamento regional ha hecho oficial la petición de la retirada del Estatuto de Autonomía, que ahora se trasladará al Congreso de los Diputados. El acta de defunción está firmada y sobran muchas razones para lamentarlo.

Castilla-La Mancha no se puede permitir el lujo de perder años y trenes, porque ya partía de muy atrás. El fracaso del Estatuto supone una gran desventaja, además de un golpe al orgullo. No comparto la lectura que hacía Barreda de que hayamos ganado la batalla de la dignidad. A lo peor, es lo más valioso que se ha quedado en la cuneta, porque en estos años y en especial en los últimos días se ha puesto de manifiesto la irrelevancia de Castilla-La Mancha, sin más derechos que el de servir de cisterna del Levante.

Casi treinta años de andadura autonómica bajo gobiernos del mismo partido, el PSOE, no han servido para cambiar esa proyección hacia el exterior, ni mucho menos para que el PP se tome en serio la propia existencia de la región y desde la calle Génova se reconozca la mayoría de edad a la organización en Castilla-La Mancha.

El PP de Madrid ha quitado y puesto candidatos en la región con una ligereza y unos cálculos hirientes, que han recibido réplicas tan duras como la que obtuvo Adolfo Suárez Illana, un aspirante a presidente fabricado para los carteles electorales, a costa de despachar a uno de sus políticos más capaces, Agustín Conde. La prueba más reciente la está padeciendo María Dolores de Cospedal, que el lunes tuvo que representar una insalvable papeleta en las Cortes regionales, de las que pasan factura.

Desde que el PP votó en contra de la reforma del Estatuto, su maquinaria de propaganda, tanto o más eficaz que la socialista, está rindiendo al máximo, pero aunque consiga su objetivo de llevar a Cospedal a la Presidencia de Castilla-La Mancha llegaría con el lastre de no haber defendido los intereses de la región en el seno de su partido, cuando desde la Secretaría General ocupaba una posición de privilegio para hacerlo. La enmienda que presentaron a última hora -para salvar la cara, no el Estatuto- era una caricatura. Si Cospedal lo ha intentado y ha perdido frente al presidente de Murcia, es mal asunto para la región, y peor todavía si ha dado por buenas las órdenes de Génova. Debería olvidar su obsesión por no herir sensibilidades, siempre a flor de piel, en Levante, desde donde tan frecuentes son las desconsideraciones hacia Castilla-La Mancha.

Cada día me parece más interesante la lectura de la prensa de Murcia, lo recomiendo. Así nos enteramos de que se considera un desperdicio que el Tajo lleve agua y más si va limpia. Y que se teme al presidente Barreda y a su advertencia de que la batalla no ha hecho más que empezar:

Plantearemos batalla río a río, cuenca a cuenca, plan a plan, trasvase a trasvase, reclamando lo que nos corresponde por la vía jurídica, por la acción política, con la movilización social y con un esfuerzo de explicación permanente. (Barreda en la intervención en las Cortes de Castilla-La Mancha, recogida en La Tribuna, 27 de abril de 2010)

Para contextualizar la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha con lo ocurrido en otras comunidades me parece una interesante aportación el artículo de David Martos ‘Borbollones’. Se ha publicado en periodismohumano, un medio digital, sin ánimo de lucro, que se ha lanzado hace muy poco. Lo dirige el premio Pulitzer Javier Bauluz, promotor del Manifiesto Periodismo y Derechos Humanos, al que corresponde el banner que figura en la barra lateral de este blog. Una forma diferente y muy recomendable de abordar la información, que incorporo a mi blogroll.

Anuncios

Read Full Post »

Artículo 98. Los ciudadanos de Castilla-La Mancha tienen
derecho a disfrutar del agua y del desarrollo económico
que procura este recurso natural y el deber de hacer un
uso responsable y sostenible del mismo.
(Del texto propuesto en la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha)

La frase la puso Gaspar Llamazares en su intervención en la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados, para simplificar la incertidumbre de última hora que rodeaba a la reforma del Estatuto de Autonomía de Castilla-La Mancha. Anticipó que acabaría en réquiem o en aleluya. Acabó en lo primero y la imagen posterior en Toledo, de los agentes sociales y de los representantes de las principales instituciones de la Región en torno al presidente Barreda, se parecía mucho a la de un duelo.

La tramitación más larga de una reforma de un estatuto de autonomía va a concluir en un hecho inédito hasta ahora, la retirada del texto por parte de las Cortes regionales, una vez que se ha demostrado la imposibilidad de conseguir su aprobación en el Congreso de los Diputados, donde se ha tramitado, como ley orgánica que es, y en cuyo Pleno no conseguiría la mayoría necesaria para salir adelante. Los dos grandes partidos con representación en la región, PSOE y PP, no han logrado mantener el acuerdo que sí se alcanzó en el Parlamento autonómico y, como se veía venir, los ‘populares’ han votado en contra de la reforma, muy matizada ya con respecto al texto original.

La causa del fracaso reside en el agua y el trasvase, pero sobre todo en la fortaleza política que han demostrado las comunidades de Levante,  frente a una región, Castilla-La Mancha, abandonada desde fuera y dividida por dentro. En el PP se ha reproducido el bucle eterno de la sumisión a Madrid, que en este caso ha pasado por Murcia, cuyo presidente, Ramón Luis Valcárcel, se llevó una corte de seguidores a ver la retransmisión del debate de la Comisión Constitucional, en un hotel y con pantallas gigantes incluidas, como si se tratara de la final de la Champions. El diputado por Toledo Arturo García-Tizón, ponente del PP en el citada comisión, defendía mientras tanto la eliminación del texto del Estatuto castellano-manchego de cualquier referencia que pueda molestar o crear fricción con otras regiones. No hace falta ser muy agudo para saber en quién estaba pensando. Mientras, el PSOE no tendrá que someter a sus diputados de Murcia y Valencia a la prueba de votar la reforma, aunque el líder socialista murciano andaba ayer felicitándose de la retirada del texto.

La atención y el debate se han centrado en el agua, pero el Estatuto de Autonomía que está condenado a no llegar a nacer va mucho más allá. Desde el mismo preámbulo, recoge el derecho de ciudadanía de los castellano-manchegos e intenta acabar con esa vieja brecha que se abría cuando la Constitución estableció la doble vía de desarrollo autonómico. Entonces a Castilla-La Mancha le tocó la vía lenta; ahora, se la puede condenar a la vía muerta.

Resulta muy aleccionador el repaso a las primeras del día de la prensa de Murcia y la Comunidad Valenciana de hoy. Sobre todo para quienes se preocupan tanto de no herir sensibilidades ajenas y se olvidan de que, a lo peor, están agrediendo a las propias.

Sobre el debate y las posiciones que en el mismo se han mantenido, hay muchas fuentes. Personalmente, recomiendo la crónica de Carolina Sánchez Rubio en La Tribuna, que explica con detalle el contenido de la enmienda de última hora que planteó el PP. Como curiosidad, dejo el enlace al argumentario que este partido empezó a repetir ayer dentro y fuera de la región y que seguramente vamos a escuchar mucho de ahora en adelante. Así justifica el PP su posición sobre el Estatuto: Argumentos populares


Read Full Post »